lunes, noviembre 14, 2005

Dos mujeres muertas por sus esposos

Dos mujeres de 76 y 77 años, una de ellas incapacitada, han muerto esta mañana presuntamente a manos de sus maridos en dos episodios de violencia en sus respectivos domicilios familiares en la localidad zaragozana de Calatorao y en Ponteareas (Pontevedra). Los dos agresores han sido detenidos tras los crímenes.
Según informan fuentes de la Delegación del Gobierno en Aragón, el primer caso de violencia doméstica se descubrió a primeras horas de la mañana. Tras reccir una llamada sobre las 09.39 horas, varios agentes de la Guardia Civil se desplazaron hasta la vivienda, en la Avenida Monarés de Calatorao, y hallaron el cuerpo de la mujer con signos de violencia.
En la planta superior, los agentes localizaron al esposo de la fallecida, José María A.M., de 78 años, con un corte en el brazo izquierdo -al parecer provocado para intentar suicidarse-. Según las primeras pesquisas, podría ser el presunto autor de la muerte de la mujer. La Guardia Civil detuvo al individuo y lo trasladó al centro de salud de la cercana localidad de La Almunia de Doña Godina, para ser atendido de sus lesiones.
Uno de los vecinos del matrimonio, con tres hijos, afirmó que era un matrimonio "aparentemente normal" y que él no tenía conocimiento de que hubiera problemas en la pareja, si bien la Guardia Civil ha recogido algunos testimonios que apuntan a que la víctima podía haber sufrido malos tratos, aunque no los había llegado a denunciar.
Otra anciana asesinada en Pontevedra
En una escalofriante coincidencia, horas antes otra anciana moría a manos de su marido en Pontevedra. Una mujer de 77 años e incapacitada, era asesinada sobre las seis de la mañana al ser agredida con un arma blanca, presuntamente, por su marido, de 69 años, quien fue detenido por funcionarios de la Guardia Civil en Ponteareas (Pontevedra).
Fuentes policiales informaron de que los hechos se podrían haber iniciado con una discusión entre la pareja, tras lo cual el marido, F.V.G., agredió a su mujer, J.S.G., con un arma blanca.
Tras la llamada de la empleada del hogar, una patrulla de la Policía Local se presentó en la vivienda a las 8:00 horas, donde permanecía el marido, que no opuso resistencia y, posteriormente, la Guardia Civil se hizo cargo del caso y mantiene la custodia del detenido.
Se trata de un matrimonio natural de la localidad de Moraña, que figuraban empadronados en Ponteareas desde el año 2000.
Fuente El Mundo

1 comentario:

raquel ferrando dijo...

no hay por que lamentarse tampoco es nada malo